Las ventajas ecológicas del césped artificial

El césped artificial paradójicamente es una opción mucho más ecológica al césped natural, especialmente en zonas de baja pluviometría. El ahorro de agua para su mantenimiento, asi como la ausencia de abonos y fertilizantes y, por supuesto, la ausencia de pesadas maquinas de siega y su consecuente gasto energético, son garantías suficientes del ahorro ecológico que supone el cambio al césped artificial. El efecto de estas fibras sintéticas es variado y real. La frondosidad y la textura suave de estas fibras sintéticas consiguen que el cambio del natural al artificial sea a parte de económico y ecológico, eficaz, pues es igual de cómodo y su rentabilidad se acoge a una vida útil de casi 12 años. En jardines y campos deportivos el cambio ya se ha llevado a cabo. El fácil mantenimiento del mismo,  que solo requiere un poco de herbicida para suplantar la falta de autorregulación bacteriana de forma natural. Así como un periódico cepillado de las púas. La calidad y eficacia de esta ecológica decisión depende también, como en todo, de qué empresa se encargue de su instalación y mantenimiento. En Intercésped, una empresa de instalación y mantenimiento del cesped artificial especializada en campos de tenis, pádel y futbol. Al instalar las alfombras sobre una gravilla permite la filtración de agua que pueda afectar a las alfombras sin generar moho. Además en Intercesped encontramos un compromiso con la innovación y la investigación para desarrollar un perfeccionamiento de las fibras sintéticas de las que se compone el césped artificial, algo que ya se refleja en la gran variedad de césped que podemos encontrar en esta empresa,  todos ellos ergonómicos  y con garantía de calidad y sostenibilidad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*