Dieta Macrobiótica, el equilibrio entre el ying y el yang

La dieta macrobiótica es una dieta que confía en el poder sanador de una alimentación equilibrada. El equilibrio radica en las leyes energéticas, consiguiendo una armonía entre la salud física y emocional. El principio del ying y el yang define esta dieta. Algunas recomendaciones:

–       Diariamente hay 50-60% de cereales, un 10% legumbres y algas, un 25-30% de verdura. Del resto de alimentos un 5% o 10%.

–       Los alimentos han de estar lo menos manipulado posible

–       Las verduras y frutas deben de ser ecológicas, locales y de temporada.

–       Los cereales, la base de esta dieta, deben ser en grano, integrales y ecológicos, para que conserven al máximo sus nutrientes y nos ayude a expulsar toxinas.

–       Comer con tranquilidad y masticar mucho para facilitar la digestión y generar menos toxinas en el sistema inmunológico.

–       No se puede tomar lácteos, harina y azúcar blanca ya que la lactosa irrita el estómago, y hay más alimentos que nos dan calcio, como la alga espirulina tiene 7 veces más calcio. La harina irrita e inflama al igual que los azucares que además son adictivos.

–       La carne tampoco es el único alimento que contiene proteínas, las legumbres tienen muchas proteínas y las algas.

–       La digestión se hace mas lenta a partir de las 5 de la tarde, por lo que es mejor a partir de esa hora ingerir pocas toxinas.

–       La verdura se tiene que comer caliente pues se digiere mejor.

–       Comer con medida, cocinar con calma y disfrutar de la comida son clave para equilibrar nuestro organismo.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*